Claves de la crisis política y social chilena

Las protestas estudiantiles en Santiago se extendieron y se radicalizaron en pocos días, abarcando a diversos sectores sociales y empujando al presidente Sebastián Piñera a tomar una medida drástica.

Claves de la crisis política y social chilena Claves de la crisis política y social chilena.

Todo comenzó el 6 de Octubre por el incremento de un 3.75% del precio del pasaje del metro de Santiago de Chile. El valor que era de 800 pasó a 830 pesos chilenos, unos 1,2 dólares. La empresa del metro es privada y el Estado chileno tiene participación accionaria. El nuevo valor fue fijado por el llamado Panel de Expertos considerando un conjunto de indicadores, como la inflación, el coste de los suministros de operación y el tipo de cambio. Y luego es aprobado por el Ministerio de Transporte.

Es importante mencionar que el Metro de Santiago de Chile es de los mejores del mundo, comparable con el Metro de Madrid (España) o los tubos de Londres (Inglaterra). Durante la segunda administración de la presidente Michelle Bachellet (desde el 2014 al 2018) a pedido de lobbistas de las energías renovables y presionada por grupos de izquierda ecologistas radicales, se hicieron cambios en la utilización de combustibles por energías renovables haciendo que desde 2018, sobre el final de su administración y comienzos del actual presidente Sebastián Piñera, la energía utilizada por el metro aumentara al 76%. Esto incrementó notablemente los costes del servicio ya que la energía renovable es mas cara, previendo un aumento paulatino en los posteriores años.

Evasión masiva en el metro de Santiago Evasión masiva en el metro de Santiago (FOTO: Reuters).

La protesta la comenzaron los estudiantes del nivel secundario y terciario negándose a pagar el pasaje y levantando las mamparas de cobro para que el resto de los usuarios tampoco pagaran. La protesta fue difundida especialmente por redes sociales utilizando el hashtag #EvaciónTodoElDía que rápidamente se viralizó.

Los tumultos se sucedieron en días posteriores pero algunos grupos minoritarios comenzaron a realizar destrozos. Ya que muchos usuarios decidieron utilizar otros medios alternativos, los grupos minoritarios de izquierda comenzaron a incendiar los autobuses dejando a miles de ciudadanos sin movilidad y generando la reacción de los agentes carabineros que reprimieron a los manifestantes que estaban generando caos y daños a la propiedad pública y privada deteniendo a docenas de ellos cada día.

Las protestas en Chile se radicalizaron y causaron fuertes disturbios, sobre todo en la capital. Las protestas en Chile se radicalizaron y causaron fuertes disturbios, sobre todo en la capital..

El Viernes 11 de Octubre, luego de cinco días de protestas y caos, los disturbios fueron en aumento, motivando a que el Metro de Santiago, que transporta a casi 3 millones de usuarios, decretara el cierre en todas sus estaciones, produciendo un colapso en el tráfico urbano, con atasco de vehículos, autobuses llenos y miles de ciudadanos caminando en masa por las calles.

En este punto el viejo hashtag #EvaciónTodoElDía que había iniciado la protesta ya había cambiado por la frase "No son 30 pesos, son 30 años" aludiendo a la cantidad de años que Chile lleva en democracia desde la asunción de Patricio Aylwin el 11 de Marzo de 1990 como presidente y que desde entonces ningún gobierno, ni de derechas ni de izquierdas, supo mejorar las condiciones socioeconómicas de la mayoría de los ciudadanos.

Mucha gente se sumó a las protestas de los grupos de izquierda que desde las redes sociales utilizaron la combinación de hashtags #30Pesos y #30Años y que poco a poco fue derivando en otros hashtags como #RevolucionChilena y #ChileSeCanso a los que días mas tarde se agregarían: #ChileDespierta, #ChileNoSeRinde, #RenunciaPineira, #PiñeraRenuncia, #AcusacionConstitucionalPiñera, #HabraConsecuencias, #EstoNoSeAcaba, etc.

Tal como lo describen la evolución de los hashtags, lo que había comenzado por una supuesta protesta por la suba del 3,75% del precio del pasaje del metro se convirtió en una protesta descontrolada con varias demandas sociales y políticas. Mientras tanto, la escalada de los grupos minoritarios generó barricadas en las calles, saqueos en los comercios, la quema y destrozo de varias estaciones de metro, quema de autobuses y de mobiliario urbano, incluso se incendió la sede de oficina eléctrica Enel y posteriormente grupos de izquierda saquearon Iglesias.

Algo notable fue que se detuvieron muchos manifestantes con nacionalidad cubana y venezolana, y otros manifestantes radicales extranjeros pertenecientes a grupos de anarquistas unidos, que viajan de conflicto en conflicto por todo el mundo y se cree que son financiados indirectamente por el Grupo de Puebla (una versión mejorada del Foro de San Pablo) o incluso por organizaciones pertenecientes al magnate George Soros, como ya se ha demostrado en los conflictos de Cataluña y País Vasco en España.

El recrudecimiento de los disturbios propició a que el presidente de Chile, Sebastían Piñera, ya en la madrugada del Sábado 12 de Octubre decretase el Estado de Emergencia para gran parte de Santiago de Chile, lo que supone delegar a un mando militar la seguridad de la zona, que conlleva además la restricción de libertad de locomoción y reunión por un plazo de 15 días. Nombrando al general Javier Iturriaga del Campo como jefe de la Defensa Nacional para controlar la situación, quien declaró el Estado de Excepción (toque de queda / ley marcial) en todo Santiago desde las 22 horas hasta las 7 de la mañana.

Ejército chileno desplegado por las calles de Santiago Ejército chileno desplegado por las calles de Santiago (FOTO: Ejército Chileno @Ejercito_Chile).

Desplegando militares por la ciudad, algo que en la sociedad de Chile trae muy malos recuerdos, para patrullar zonas conflictivas las situaciones violentas se redujeron dando un reporte inicial de 308 detenidos y 167 personas heridas, de las cuales sólo 11 eran civiles y el resto de los heridos eran agentes de Carabineros. A pesar de los esfuerzos del gobierno para establecer el orden y atender a las solicitudes de los reclamos, las acciones militares despertaron mas descontento en la sociedad, sumándose gente famosa enviando mensajes desde sus cuentas personales en las redes sociales. Lo que llevó a mas detenciones en los días posteriores hasta superar los mil detenidos.

La situación ha encontrado su reflejo también en el debate político. Desde la oposición, la coalición de izquierda Frente Amplio criticó que las autoridades no ven que el problema de fondo no es el precio del metro, sino la inequidad del país y una sociedad injusta, por lo que defendió el derecho de protesta de las personas y exigió al Gobierno "detener la represión".

Presidente Sebastián Piñera frente a la crisis del Metro en Chile Presidente Sebastián Piñera frente a la crisis del Metro en Chile (FOTO: Javier Torres / AFP 2019).

Por su parte, el Gobierno, calificó las críticas de la oposición de "irresponsables" ya que el gobierno se mostró abierto a escuchar los reclamos anulando el aumento del pasaje del metro inmediatamente después de que se desatase la protesta inicial y tomando posteriormente otras medidas al respecto de la desigualdad, como pedir la reducción de las dietas de los congresistas, que mas tarde fue aprobada por la Cámara de Diputados reduciendo un 50% la dieta parlamentaria y también se aprobó incluir en esta rebaja transitoria al Presidente de la República, ministros, subsecretarios, intendentes, gobernadores y a los altos cargos de empresas y universidades del Estado.

A pesar de todo esto, en medio de la crisis social, que generó una crisis política y económica, todo apunta que aprovechando un reclamo de los ciudadanos, muchos grupos minoritarios tomaron algo legítimo pero con acciones ilegales. Haciendo foco en la "desigualdad social", algo que realmente existe en Chile desde hace tiempo, la Izquierda chilena está aprovechando el conflicto para pedir cambios de fondo promoviendo una asamblea legislativa, y tal vez de esta forma poder instaurar su agenda utilizando la presión de una sociedad que tampoco se ve representada por esta ideología.

Compartir:

Esta nota tiene 5168 visualizaciones.
¿Te ha resultado interesante? Comparte en tu muro para que tus amigos lo sepan!
Compartir 799 Twitter

Temas:

chile politica

Gente:

sebastián piñera

Notas relacionadas:

Cobertura especial: CORONAVIRUS en noticias cortas.