La Aromaterapia como complemento terapéutico

Las terapias complementarias con aceites esenciales tienden a no mirar la enfermedad, sino a buscar la salud a través del equilibrio.

Las terapias complementarias con aceites esenciales tienden a no mirar la enfermedad, sino a buscar la salud a través del equilibrio. Las terapias complementarias con aceites esenciales tienden a no mirar la enfermedad, sino a buscar la salud a través del equilibrio.

La utilización de los aceites esenciales en la llamada medicina natural funcionan como aliados, ya que ayudan a disminuir diferentes problemas de salud y sus síntomas. Se sabe que pueden acelerar la recuperación de ciertas enfermedades y también contribuir con la mejora o aliviar las molestias de estas.

Hoy traemos una enfermedad que afecta a una parte importante de la población, esta es la diabetes. Dicha enfermedad se divide en dos tipos: la 1 y 2. Teniendo una complicación grave que es la Neuropatia, que es nada menos que tener altos niveles de glucosa en sangre por tiempo prolongado y sin un control adecuado. Lo que provoca en la persona afectada, que los nervios sufran un gran deterioro.

Existen 4 tipos de neuropatias: Neuropatia periférica, neuropatia autonómica, neorupatia proximal y mononeupatia.

Tomaremos la neuropatia autonómica para comentar los beneficios de los aceites esenciales. Este tipo de neuropatia tiene como característica afectar las extremidades, principalmente pies y piernas. Aunque también se observa en manos y brazos, llegando muchas veces a la amputación de algún miembro.

¿De qué manera favorecen los aceites esenciales en esta afección?

1) En que gran variedad de estos aceites esenciales ayudan a mitigar infecciones, estados de estrés, desequilibrios emocionales, tensión o ansiedad.

2) En el caso de la neuropatia periférica los aceites específicos serian lavanda, menta y manzanilla aunque se continua investigando para evaluar sus efectos riesgos o beneficios, hay quienes sostienen que quienes los han utilizado notaron cierta mejoría o disminución del dolor.

Aceite esencial de lavanda:

Los efectos curativos de este aceite son innumerables. Anticeptico, anti inflamatorio, analgésico,anti convulsivo, antirreumático, reconstituyente, cicatrizante, ansiolitico, refuerza e sistema inmunologico, elimina toxinas, reduce cualquier tipo de dolor. En definitiva es en si un botiquín natural para todo tipo de afecciones.

Aceite esencial de manzanilla:

Mejora el sistema inmunologico, disminuye cualquier tipo de inflamación, combatiendo infección e irritación, potencia la acción de los glóbulos blancos.

Aceite esencial de lavanda:

Analgésico, anestésico, anti inflamatorio, descongrestivo, estimulante. Los aceites esenciales expuestos también tienen otras propiedades pero hemos dado a conocer lo que producen a nivel físico, pero cada uno de ellos también tienen influencia a nivel emocional y psíquico.

Las terapias complementarias con aceites esenciales tienden a no mirar la enfermedad, sino a buscar la salud a través del equilibrio. Lo aceites esenciales son poderosos concentrados de energía vegetal, auténticos elixires de bienestar, equilibrio, con múltiples propiedades para la persona en forma integral.

Compartir:

Esta nota tiene 2740 visualizaciones.
¿Te ha resultado interesante? Comparte en tu muro para que tus amigos lo sepan!
Compartir 799 Twitter

Temas:

aromaterapia bienestar

Últimas sobre Bienestar: