Bolsonaro no dará inmunidad legal a los laboratorios de las vacunas

El presidente de Brasil volvió a mostrar su escepticismo sobre la eficacia de las vacunas contra el virus chino y brindará consentimiento informado a quien se quiera inocular.

Compartir esta noticia

Bolsonaro no dará inmunidad legal a los laboratorios de las vacunas Bolsonaro no dará inmunidad legal a los laboratorios de las vacunas.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, volvió a mostrar su escepticismo sobre la eficacia de las vacunas contra el virus chino y advirtió que se examinará cualquier efecto secundario que pudieran provocar cualquiera de las vacunas que se utilicen en el país. Mas aún, aseguró que pondrá al alcance de cada ciudadano que quiera inocularse "el contrato completo" para que quien tome la vacuna sea consciente de las consecuencias. Esto es lo que en casi todo el mundo se conoce como consentimiento informado y que está ligado a lo que en Salud se llama bioética, donde a cada paciente se le debe informar debidamente sobre el tratamiento o medicación que va a recibir, incluidas las vacunas.

"Quien tenga algún efecto secundario o algún problema ya sabe que no me lo va a poder cobrar a mi, porque voy a ser muy claro", advirtió el primer magistrado brasileño en diálogo con uno de sus seguidores en las puertas del Palacio de la Alvorada, la residencia presidencial en Brasilia, refiriéndose a que el Estado no se hará cargo de posibles indemnizaciones por demandas debido a efectos adversos por inoculación de estas vacunas contra el virus chino. Algo que no va en línea con otros países, como Argentina, donde sus legisladores rápidamente aprobaron leyes que les da inmunidad legal a los laboratorios que las producen.

Bolsonaro volvió a comentar sus dudas sobre la eficacia de las vacunas contra el virus chino y se preguntó si el gobierno se desentiende de cualquier tipo de resonsabilidad, la ciudadania seguirá dispuesta a someterse a la vacuna. Obviamente esta postura no va en línea con aquellos países con gobiernos globalistas que acatan las sugerencias de la Organización Mundial de la Salud, organismo que indudablemente ha sido parte del problema desde el comienzo y que, como suele hacer en estas situaciones, fomenta el alarmismo generalizado y actúa como organismo de autoridad que avala la eficacia de las vacunas de aquellos laboratorios que le financian.

"Supongamos que en una de las cláusulas se escribe lo siguiente: 'nos liberamos de cualquier indemnización, de cualquier responsabilidad ante posibles efectos colaterales inmediatos y futuros'. Entonces, ¿van a tomar esa vacuna?", ha preguntado.

"Yo voy a mostrar todos los contratos. Quien la tome sabrá lo que está tomando y sus consecuencias. Si hay algún efecto secundario o algún problema ya saben que no me lo cargarán a mi", remarcó Bolsonaro, según citó este jueves el diario O Globo.

El presidente brasileño fue más allá acerca de su reticencia sobre la vacuna y reiteró que él no se la suministrará, pues ya está inmunizado tras haber superado el famoso coronavirus en el mes de julio, cuando se le diagnosticó la infección, y luego la superó naturalmente, como ha ocurrido con aproximadamente el 95% de la ciudadanía mundial que se ha infectado con el virus chino y se han curado por sí solos, sin medicamentos, sin tratamientos y, obviamente, sin vacunas. Excepto una minoría de la población ya tiene en su organismo la información inmunológica del virus y, por más que este siga dando vueltas y mute año tras año -como lo hace el virus de la gripe-, su sistema inmunológico está preparado para combatirlo naturalmente.

Fuente:

O Globo

Compartir:

Esta nota tiene 61950 visualizaciones.
¿Te ha resultado interesante? Comparte en tu muro para que tus amigos lo sepan!
Compartir 799 Twitter

Temas:

sars-cov2 vacunas

Gente:

jair bolsonaro

Lugares:

brasil

Último momento: